testTras casi dos años de lucha contra el sistema de tarjetas obligatorias para aficionados, los hinchas turcos pueden celebrar lo que ha sido una campaña de éxito por sus derechos.

El sistema de tarjetas obligatorias para aficionados Passolig se introdujo en la temporada 2014/2015. El motivo original de disputa es la definición de entrada electrónica según la Ley 6222 (de prevención de la violencia y desórdenes en áreas deportivas) que fue aprobada por el parlamento turco el 14 de abril de 2014. En la ley se define entrada electrónica solamente como tarjeta electrónica que registra el número de identidad del ciudadano. Sin embargo la introducción del Passolig fue mucho más allá de esta definición lo que fue una de las principales objeciones de los abogados de los aficionados.

El sistema obligatorio Passolig es una marca registrada por un banco creado al efecto llamado Aktifbank. Para adquirir una entrada los aficionados debían aportar información personal detallada (incluida información familiar, residencia, ocupación, etc.), incluir una foto y pagar no solo la entrada sino también al banco por la tarjeta Passolig. Es relevante saber que el banco se acababa de crear, no tenía clientes antes de la introducción del Passolig y su propietario es el yerno del Presidente Recep Tayyip Erdoğan. Además de todo esto, en todos los estadios se instalaron cámaras de seguridad  y sistemas de identificación electrónica (de detección e identificación facial) de alta tecnología. El sistema Passolig se introdujo en las dos primeras divisiones del fútbol profesional turco.

La lucha de los aficionados:

La reacción de los hinchas contra el Passolig fue instantánea. Los abogados de los hinchas de nuestros miembros Taraf-Der (Sindicato Solidario por los Derechos de los Hinchas) recurrieron al Tribunal de Consumo en Ankara justo tras la introducción del sistema en las competiciones profesionales. FSE apoyó su lucha.

Tras un par de semanas, en septiembre de 2014, el Tribunal de Consumo sentenció que el Passolig infringía la legislación de defensa de los consumidores y suspendió su vigencia. Sin embargo la TFF (Federación Turca de Fútbol) declaró imposible obedecer esa sentencia y por un par de semanas siguió el caos. A la vez, con la ayuda de los abogados de los hinchas de Taraf-Der, muchos aficionados recurrieron individualmente al Consejo de Regulación de la Publicidad de Turquía que decidió suspender los anuncios del Passolig en medios de comunicación por dar información errónea y engañosa y estafar a los clientes. Tras estos acontecimientos multitud de grupos y asociaciones de aficionados como Taraf-Der y THD (Sindicato de Derechos de los Hinchas) hicieron un llamamiento a boicotear el sistema Passolig.

Como resultado de este llamamiento y también de multitud de problemas de infraestructura que surgieron en las entradas a los estadios (como procedimientos burocráticos, por ejemplo los retrasos en los tiempos de acceso al estadio provocados por  los sistemas de detección facial), de produjo un descenso drástico o el número de espectadores en los partidos con respecto a la temporada anterior. En la 2014/2015 las cifras de asistencia cayeron un 50% de media y algunos clubes perdieron un 90% de su público.

Los gestores del sistema Passolig declararon que su objetivo era vender más de un millón de tarjetas al principio de la 2014/2015. Tan solo alcanzaron esa cifra tras dos años. Sin embargo se plantean dudas sobre la veracidad de esos números, ya que la cifra media total de asistencia semanal a los estadios es de 79.000 espectadores, más baja que antes de su introducción y mucho menor que las cifras declaradas de tarjetas vendidas. A consecuencia de esto, muchos presidentes de clubes, Fenerbahçe y Galatasaray incluidos, comenzaron a recurrir el sistema. Las reacciones contra el sistema también alcanzaron a los patrocinadores. Ülker, principal patrocinador de Fenerbahçe, Galatasaray y TFF declaró el 14 de enero de 2015 que cancelaba todos sus acuerdos de patrocinio debido a la pérdida de popularidad del fútbol profesional.

Uno de los argumentos principales de los abogados de los aficionados contra el sistema de entradas era las dudas que planteaba la protección de la información personal de los hinchas. El 2 de noviembre de 2014, justo antes del derbi entre el Beşiktaş JK y el Fenerbahçe, la información personal de todos los titulares de tarjetas Passolig se hizo repentinamente accesible en la página web del sistema debido a un error informático. Este “error” seguramente fortaleció las posiciones de los abogados de los hinchas.

Uno de los principales argumentos en favor del Passolig es que pondría punto final a la reventa de entradas. Sin embargo, el sistema electrónico no ha podido solucionar este importante problema. Sencillamente el mercado se ha trasladado a internet. Incluso el Fenerbahçe SK hizo un comunicado oficial para advertir a sus aficionados sobre ello el 6 de marzo de 2015.

La lucha de las aficiones incluso afectó a la escena política en los días siguientes. Antes de las elecciones generales de junio de 2015, dos partidos de la oposición, el CHP y el HDP, declararon en sus programas electorales que eliminarían el sistema de Passolig. Esto significó un hito para los aficionados, ya que fue la primera vez en la historia de la política turca que se tomaba un posicionamiento político de acuerdo a los deseos de las hinchadas.

En otro ámbito, el 18 de noviembre de 2014, el Tribunal de Consumo de Ankara decidió recurrir al Tribunal Constitucional de Turquía para que decidiera sobre la constitucionalidad del sistema de Passolig. El Tribunal de Consumo solicitaba eliminar el Passolig y también la Ley 6222. El mes de noviembre pasado, el alto tribunal declaró el sistema Passolig inconstitucional al considerar que iba en contra de derechos humanos fundamentales. Asimismo el tribunal declaró que la normativa que permitía a los clubes compartir con terceros  toda o parte la información personal de las entradas electrónicas, debía ser derogado.

La decisión final sobre la cancelación del sistema de entradas electrónicas la dará el Tribunal de Consumo de Ankara. Pero de acuerdo con los abogados de aficionados Ertuğrul Cem Cihan y Kemal Ulusoy, es 100% seguro que el sistema Passolig en su diseño actual será eliminado.

Para más información (en inglés):

Middle-East-Soccer Blog – Turkish soccer: Illiberal President Erdogan’s latest victim

Research Turkey - Government and Fans Battle in Court and on the Pitch in Egypt and Turkey

Middle East Eye – Could Turkish Football Collapse?

Contactos

Football Supporters Europe eV

Koordinationsbüro

Postfach 30 62 18
20328 Hamburg
Germany

Tel.: +49 40 370 877 51
Fax: +49 40 370 877 50
Email: info@fanseurope.org

Pie de imprenta